Rider 300 – Proyecto #UrbanMode

Hola amigos!! ¿Qué tal?

Tras el pasado jueves contaros nuestra experiencia con la KTM 790 Duke, hoy os traemos nuestra historia en la octava edición de la Rider1000, que si ya de por sí era especial por todo lo que está sucediendo, además encendimos la mecha a un nuevo proyecto en la modalidad 300, el proyecto #UrbanMode.

¿Quién dice que se necesita una “moto grande” para hacer el reto #Rider?

PROYECTO #UrbanMODE

El proyecto tiene como objetivo fomentar el uso de motos urbanas -ya sean scooter o de marchas- con cilindradas iguales o inferiores a 125cc. Tal y como ya ha sucedido en alguna edición anterior de la Rider1000, ¿quién dice que se necesita una “moto grande” para hacer el reto #Rider? Se disfruta muchísimo del mototurismo con monturas urbanas. Además, haciendo kilómetros por carreteras super entretenidas y disfrutar de unos paisajes bellísimos que para nada uno se imaginaría poder hacer con motos acostumbradas a transitar entre autobuses, taxis y mucho “ambiente urbano”. En nuestro caso, gracias a la gentileza de Keeway España, que nos cedió la nueva scooter modelo “Vieste 125cc”; y a Orcal España que nos entregó sus modelos de 125cc “Sirio” y “Sprint”; pudimos aceptar el reto y relatarlo en las siguientes líneas.

¡EMPEZAMOS!
VIERNES 18: VERIFICACIONES EN EL CONGOST

A las 11h se daba por abierto el Control Administrativo de la edición de este año en el parking del Pabellón del Congost, y donde todos los colaboradores estaban preparados para empezar a recibir a los 2.500 motoristas que iban a recoger sus credenciales. Respetando en todo momento los protocolos de seguridad marcados por las autoridades sanitarias, un año más el ambiente que nos encontramos fue buenísimo.

El parking contó con la participación de destacadas marcas del mundo del motor como Honda, Yamaha, Bihr y Pirelli, entre otros. Además, el Servei Català de Trànsit colaboró ofreciendo una vez más la Formació 3.0, una sesión teórico-práctica de seguridad vial en la que hemos participado en numerosas ocasiones. Y, cómo no, también nos encontramos con muchas caras amigas a las que pudimos saludar.

Antes de nuestra llegada al Congost, nos desviamos dirección Vic para recoger los roadbooks y charlar con nuestros amigos de VectorNote, de los que somos embajadores de la marca desde hace años. Siguiendo la “estela” de nuestras últimas participaciones en esta clase de eventos, montamos en una moto el roadbook digital (ver reportaje sobre la app) y, en la otra, el clásico en papel.

SÁBADO 19: RIDER300 #URBANMODE

CP 0: EL CONGOST, MANRESA (12:35h)

Esta edición de la Rider1000, que realizaríamos en su modalidad 300, se planteaba como un reto, tanto por parte de la organización, que debía de cumplir todas las medidas sanitarias impuestas por las autoridades, así como por nuestra parte, que dábamos el pistoletazo de salida a un proyecto nuevo, con mucha ilusión y ganas de que todo saliera bien.

El día no comenzó del todo bien a lo que la meteorología se refiere: desde nuestro comienzo pasadas las 12h, hasta nuestro primer punto de control en Montmajor, llovió con ganas. Así que nos lo tomamos con más calma de lo habitual, y empezamos tranquilamente nuestra quinta edición consecutiva de la Rider1000.

CP 1: MONTMAJOR (13:40h – 46Km)

El recorrido se iniciaba en dirección a la comarca del Bergueda, no sin antes pasar por la pequeña y conocida Suria, territorio de minas de sal. Siguiendo las indicaciones del roadbook, rodeamos el bello pueblo de Castelladral para posteriormente enlazar con un camino que nos llevaría a Montmajor.

PM 1: EL HOSTAL NOU (15:05h – 108Km)

Como hormiguitas, “sin prisa pero sin pausa” seguimos rumbo a Basella a lomos de las Orcal Sirio y Sprint; y la Keeway Vieste. Pudimos disfrutar de esta zona del interior, con sus carreteras poco transitadas y atravesar tranquilamente los pueblos agrícolas y ramaderos donde, de pronto, en El Hostal Nou, nos encontramos con nuestro primer Punto Máster, lugar donde aprovechamos el parón para picar algo de comer y secarnos al sol después del intenso aguacero que sufrimos.

CP 2: MUSEU DE LA MOTO (16:20h – 158Km)

Empezaba a apretar el calor, y bien que lo agradecíamos. Dejamos atrás el Solsonès rumbo al Alt Urgell. Después de pasar Sanahuja y Madrona, encaramos la carretera C-14 en Bassella, para aproximarnos a nuestro tercer sellado del día, el segundo punto de control de la Rider300, en el fantástico Museu de la Moto de Bassella.

CP 3: GUISSONA (18:25h – 253Km)

Saliendo del Museu de la Moto, encaramos el tramo más espectacular del día. Por un camino rural inusual y poco transitado, bordeando el pantano de Rialb durante muchos kilómetros.

Dejamos atrás el Alt Urgell para entrar en la comarca del Urgell, pasando por Artesà de Segre y Agramunt, este último conocido por su chocolate. Tras atravesar varias veces por el Canal d’Urgell, rodeamos el bello y pequeño pueblo de Coscó, para encarar un último tramo hasta el punto de control tres, ubicado en Guissona.

PM 2: FONOLLOSSA (19:40h – 287Km)

Tramo final de esta modalidad 300 en la octava edición de la Rider1000. Abandonando Guissona, tal y como nos indicaba nuestro roadbook VectorNote enfilamos dirección Manresa por el track recomendado. El recorrido nos permitió disfrutar de unas carreterillas de las comarcas de la Segarra y l’Anoia que aún no conocíamos. Cuando ya parecía que íbamos a finalizar la ruta, nos encontramos por sorpresa con nuestro segundo punto de control máster, ubicado por la zona cercana a la pequeña población de Fonollossa.

CP 4: EL CONGOST, MANRESA (20:00h – 305Km)

Finalmente, después de completar el recorrido completo de este evento no competitivo, entrábamos en el parque cerrado del Congost con más de 300 kilómetros de ruta.

CONCLUSIONES

Al acabar la ruta en Manresa, y tras poner el último sello en nuestros pasaportes, la organización nos obsequiaba con la foto de la salida y el ya tan conocido PIN numerado. Este año y por primera vez, el de la Rider 300 y que a buen seguro no será el último gracias al proyecto #UrbanMODE, que como hemos relatado en este reportaje permite con cualquier montura disfrutar muchísimo de esta pasión como es las rutas y las motos. ¡Ya estamos esperando la Rider1000 2021!

AGRADECIMIENTOS:

Desde SmartMotoRiders queremos agradecer a toda la organización de la Rider1000 por hacerla posible un año más (Pep Requena, Montserrat, Erica, etc). Además, también agradecemos a nuestra compañera de aventuras, Sandra, que no dudó en enrolarse con nosotros en este nuevo proyecto. Para acabar, no queremos dejarnos a todos los colaboradores que nos dan apoyo a este modesto blog y, en particular, han hecho posible que podamos dar forma a esta particular #Rider300:

Y como no, muchas gracias a todos nuestros lectores por una semana más estar atentos a los SmartMotoRiders. El próximo jueves volvemos con más novedades ¡No nos falléis!

Una respuesta a “Rider 300 – Proyecto #UrbanMode

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .